El pasado reciente del Homebrewing

En 1919, se ratificó la 18ª Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, lo que inició el conocido como período de la Prohibición. La fabricación, venta y transporte de alcohol estaban prohibidos en los Estados Unidos, y esto incluía la elaboración de cerveza de cualquier forma, incluso en casa.

Esta situación duro más de una década hasta que en 1933 la 21ª Enmienda acabó Prohibición, permitiendo a las cerveceras fabricar y vender su cerveza, pero se habían olvidado de algo… ¡Dicha enmienda dejó de lado la legalización de la elaboración de cerveza en casa a pesar de la inclusión de la elaboración casera de vino!

Hubo que esperar 55 años hasta que la elaboración de cerveza en casa comenzó su andadura hacía la legalización.

Legalización oficial de la elaboración de cerveza en casa

El 14 de octubre de 1978, el presidente Jimmy Carter firmó el proyecto de ley HR1337, que incluía la legalización federal de la fabricación de cerveza casera en los Estados Unidos. Este proyecto de ley se centraba principalmente en cosas como impuestos especiales sobre camiones comerciales y transporte público, pero el Senador Alan Cranston (D-Calif.) y el Representante William Steiger (R-Wis.) Presentaron la Enmienda No. 5354 que pedía el trato justo de la elaboración casera de cerveza.

Con la HR1336 que entró en vigencia oficialmente el 1 de febrero de 1979, a los adultos en los Estados Unidos se les permitió oficialmente preparar hasta 100 galones (379 litros) por persona por año, o 200 galones (757 litros) por hogar. Hoy en día muchos reconocen y celebran la labor del presidente Carter como el campeón de la legalización de la cerveza casera, sin embargo, tanto el senador Cranston y el representante Steiger son los verdaderos héroes anónimos que lucharon por los derechos de los estadounidenses para que pudieran elaborar cerveza en casa de manera legal.

Pero la búsqueda de la legalidad de la cerveza casera no terminó aquí. Algunos incluso podrían decir que aquí es donde comenzó…

Una lucha que aún hoy continua 

Las regulaciones sobre el alcohol se dejan principalmente en manos de cada estado miembro. Si bien la legalización de la elaboración de cerveza casera a nivel federal fue una gran victoria para la comunidad homebrewer, también significó un gran esfuerzo en cada estado para hacer de esa ley una realidad. La American Homebrewers Association hizo suya la misión de impulsar el cambio con e objetivo que se pueda elaborar cerveza en casa de manera legal en todos los estados miembros.

Algunos estados se apresuraron a adoptar la legalización federal como política estatal sobre la elaboración de cerveza en casa, mientras que otros desarrollaron sus propias leyes. No fue hasta 2013 cuando, casi 100 años después de que la Prohibición ilegalizara la elaboración de cerveza casera, la elaboración de cerveza en casa se volvió legal en los 50 estados miembros, incorporándose Mississippi y Alabama ese mismo año.

En la actualidad, American Homebrewers Association y otras organizaciones de cerveceros caseros continúan luchando por leyes justas en todo el país. Aunque la elaboración de cerveza casera es legal en los 50 estados, en algunos todavía tienen una legislación que dificulta elaborar libremente cerveza en casa. Leyes anticuadas que restringen el transporte y el intercambio de cerveza casera son los principales obstáculos que hoy en día siguen dificultando la pasión de estos amantes de la elaboración de cerveza.