La Oktoberfest

Los orígenes de la Oktoberfest – o el Oktoberfest como dicen los alemanes – los encontramos en 1810. El 12 de octubre de ese año se celebró en Múnich la ceremonia que unía en matrimonio al príncipe Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sachsen- Hildburghausen. 

Con una clara vocación de ganarse a su pueblo, la joven monarquía bávara organizó una gran fiesta popular en un prado situado las afueras de la ciudad (el wiese, más tarde bautizado como Theresien-Wiese, en honor a la princesa. 

En el festejo, que duró cinco días, el acontecimiento central –además de las nupcias- fue una carrera de caballos, pero tampoco faltaron la música, la comida ¡Y la cerveza

Octubre era un mes en el que – desde mucho antes de la boda de los futuros monarcas bávaros, se celebraban fiestas populares por toda Alemania – eran las Oktoberfest. Casi todas ellas estaban regadas con abundante cerveza porque los fabricantes tenían necesidad de vaciar los toneles para dejar espacio para las nuevas remesas. Hay que tener en cuenta que por aquel entonces la cerveza era una actividad estacional, siendo posible la producción únicamente en los meses fríos. 

Éxito y consagración de la Oktoberfest

El éxito de la fiesta de Múnich fue tal que los años siguientes continuó celebrándose, ganando la cerveza en cada edición mayor importancia. Y es que por aquella época comenzaron a asentarse las bases de la preponderancia mundial de los cerveceros muniqueses. 

Ese vínculo de los cerveceros con la fiesta fructificaría en 1896 con el montaje de la primera gran carpa cervecera en el recinto de la Oktoberfest. Estas colosales tiendas con capacidad para miles de personas son hoy en día todo un símbolo de la Oktoberfest. Gestionadas desde hace generaciones por las mismas familias, están vinculadas a las seis cerveceras de Múnich, las únicas que pueden vender sus cervezas en la fiesta. 

Con la excepción de los años de las Guerras Mundiales y la pandemia provocada por el Covid-19 de este mismo año (2020), la Oktoberfest se ha celebrado ininterrumpidamente, atrayendo cada año a más de 5 millones de visitantes de todo el mundo. Los asistentes disfrutan del espectacular ambiente festivo y sobre todo de la Oktoberfestbier, la cerveza que se elabora exclusivamente para la fiesta. 

Algunos datos de la Oktoberfest

En cada edición de la Oktoberfest se consumen:

  • Aproximadamente 6 millones de jarras de un litro de cerveza o mass
  • 350.000 pollos asados
  • 150.000 pares de salchichas con puré
  • 70.000 codillos de cerdo