¿Qué‌ ‌son‌ ‌las‌ ‌cervezas‌ ‌lámbicas?‌ ‌

Las cervezas lámbicas se originaron en el entorno de Bruselas hace cientos de años como resultado de una fermentación espontánea llevada a cabo por un mix de levaduras y bacterias. Es decir, no es el cervecero el que añade levadura durante el proceso de elaboración, sino que esta se lleva a cabo gracias a microorganismos salvajes.

definición cervezas lámbicas

Levaduras de fermentación espontánea

La fermentación del mosto de las cervezas lámbicas se debe a la acción de diferentes microorganismos entre los que se encuentran levaduras de dos tipos diferentes, que transforman los nutrientes presentes en el mosto en CO2, alcohol (etanol) y compuestos orgánicos vitales en el perfil sensorial de la cerveza:

  • Saccharomyces. Este hongo unicelular es el más común en la inmensa mayoría de las cervezas. 
  • Brettanomyces. Es un género de levadura salvaje que juega un rol muy importante en la producción esta cerveza.

A este mix de levaduras se unen también distintos tipos de bacterias (lácticas, acéticas…) que, a una temperatura de entre 18º y 20ºC y durante un periodo de entre 60 y 90 días, propician la fermentación espontánea de la cerveza. 

Características de las cervezas lámbicas

Estas condiciones de fermentación tan particulares otorgan a las cervezas lámbicas unas características fácilmente reconocibles:

  • Vista. Claras con escasa espuma.
  • Olfato. Pueden recordar a la sidra o al cava. Si llevan frutas predomina el aroma aportado por estas. 
  • Gusto. Marcada e intensa acidez, abundantes notas agrias. Si llevan frutas estas aportan sabor.

Tipos de cervezas lámbicas 

Dentro de las cervezas de fermentación espontánea, podemos encontrar distintos tipos de lámbicas con diferentes características (color, amargor, aroma, sabor, etc.):

Fruit lambics (5-7%)

Las lámbicas de frutas se caracterizan por la adición de frutas a una lámbica base. Nacen en 1930 y reciben diferentes nombres en función de la fruta que se adicione: cerezas (kriek), frambuesas (framboise), melocotón (peach), grosellas negras (cassis). 

Lámbicas puras (5-8,5%)

Son las cervezas lámbicas sin ningún tipo de añadido artificial o tratamiento posterior. 

Gueuze (5-8%)

Este tipo de cerveza es el resultado de mezclar lámbicas de uno, dos y tres años de edad, siempre con una segunda fermentación en botella. 

Faro

Es el resultado de edulcorar una cerveza lámbica con algún tipo de azúcar. Hasta el siglo XIX era la forma más popular de beber cervezas lambic.